Como conservar la trufa fresca

Vamos a ver como conservar la trufa fresca en perfectas condiciones y que dure muchos más tiempo en la nevera, hasta 10-15 días

En primer lugar, la trufa se debe mantener con tierra, así que lavaremos solo la cantidad que se necesite para la elaboración del plato.
Envolvemos cada trufa en papel absorbente y las ponemos todas en un frasco con cierre hermético o con tapa de rosca y guardamos en la nevera, teniendo cuidado de cambiar el papel absorbente cuando esté húmedo, más o menos todos los días.

De esta manera, la trufa fresca conservará todo su aroma durante aproximadamente 10-15 días sin esparcirlo en la nevera.

Si se han lavado por error demasiadas trufas y se quieren guardar, hay que ponerlas en un tarro hermético lleno de arroz. El arroz absorberá la humedad del hongo y lo conservará hasta 3 días en la nevera. Podemos volver a utilizar ese arroz para preparar un excelente risotto con trufa negra.

Usa un cepillo para uñas, un recipiente pequeño con agua fría y una corriente de agua fresca.
Sumerje la trufa en el recipiente, cepíllala por unos segundos y luego continúa cepillando debajo del grifo con agua corriente

A diferencia de los champiñones, las trufas negras de verano deben lavarse y cepillarse para que la suciedad se elimine por completo, de lo contrario corre el riesgo de comer tierra y trufas.

Una vez que se haya eliminado completamente la suciedad, enjuague rápidamente debajo de la corriente de agua y seque con un papel absorbente.

La trufa no debe absorber agua ni permanecer húmeda.

Valle Raio © 2017. Todos los derechos reservados.